Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Cada vez son más las oficinas que apuestan por el suelo vinílico para poder disfrutar de una buena experiencia. Si quieres cambiar el suelo por uno de calidad, bonito y que la instalación sea sencilla, sin lugar a dudas este tipo de suelo se presentará como una gran opción. Si buscas información, te recomiendo leer este artículo. Así podrás tener la certeza de que esa variedad de suelo realmente es una buena opción para la oficina.

Qué es el suelo vinílico

El suelo vinílico rígido, también conocido como pavimento SPC (Stone Plastic Composite), es una excelente opción para darle un toque innovador a tu oficina o renovar tus espacios.

Es muy popular por su apariencia estética, ya que ofrece una amplia variedad de efectos para elegir. Además, tiene muchas ventajas prácticas. Este tipo de suelo es elegante y fácil de mantener, ya que es resistente al agua y a los productos químicos. Es muy sencillo de limpiar y puede imitar perfectamente diversos materiales como madera, mármol, piedra, cemento o resina. También es duradero y resistente a golpes, lo que lo convierte en una opción ideal para áreas de alto tráfico.

Por otro lado, su instalación es relativamente sencilla y puede colocarse sobre cualquier superficie existente, lo que lo convierte en una opción conveniente y versátil para proyectos de remodelación.

Los suelos de vinilo SPC son parte de las soluciones de mobiliario de lujo conocidas como LVT (Luxury Vinyl Tile). ¿Qué hace que estos suelos sean tan duraderos?

Los suelos SPC tienen una estructura en capas diseñada para proporcionar estabilidad y funcionalidad, además de un valor estético significativo. Están compuestos por una capa central de vinilo rígido, sobre la cual se aplica una impresión fotográfica de alta definición con diferentes efectos como madera, mármol o piedra, y se añade una capa estabilizadora para garantizar su máximo rendimiento y durabilidad a lo largo del tiempo. Por último, se agrega una capa de uso de PVC para proteger el suelo.

Estos suelos no requieren un mantenimiento complicado: simplemente mantenerlos limpios periódicamente con una escoba o aspiradora y un paño húmedo para limpiar la superficie. Además, su alta resistencia e impermeabilidad al agua los hacen ideales para instalaciones en ambientes húmedos y sujetos a cambios de temperatura, como baños y cocinas.

Y no solo son para hogares. Los suelos SPC son una excelente opción para entornos con mucho tránsito peatonal debido a su increíble resistencia, estabilidad y durabilidad a lo largo del tiempo. Por esta razón, son comunes en oficinas, edificios públicos, tiendas y áreas de alto tráfico.

¿Cómo es la instalación del suelo vinílico en una oficina?

Colocar un suelo vinílico en una oficina es algo que conviene dejar en manos de profesionales, aunque no es tan complicado como otros tipos de instalaciones, como los suelos de resina, que requieren más habilidad y cuidado.

Lo más importante para poner un suelo de tipo SPC click es asegurarse de que la superficie donde se va a colocar esté completamente plana, firme y compacta. Esto garantizará un acabado impecable tanto en términos de funcionalidad como de estética. Las piezas del suelo se encajan entre sí, lo que les da el nombre de tarimas flotantes SPC tipo click.

Por lo general, debajo de estas piezas se coloca una alfombra fonoabsorbente, cuyo grosor puede variar según las necesidades. Sin embargo, las últimas versiones de suelos vinílicos SPC vienen con una capa fonoabsorbente integrada, lo que hace que la instalación sea más rápida y efectiva.

Lo que está claro es que la instalación de la mano de una empresa profesional es bastante rápida, a la vez que los resultados son muy buenos. Lo importante es elegir un buen suelo vinílico a través de empresas como Briconeo y así podrás renovar tu oficina con rapidez. Recuerda, los profesionales harán el trabajo con rapidez, los trabajadores de la oficina apenas se verán afectados por el cambio. Incluso siempre existe la opción de realizar la instalación en fin de semana cuando los trabajadores no tienen que trabajar. Así no se pierde ni una sola hora de oficina.

Ventajas del suelo vinílico

Los suelos de vinilo SPC son una excelente opción tanto para oficinas debido a su resistencia y aspecto atractivo. Su composición ofrece varias ventajas a considerar al elegir qué tipo de suelo instalar.

Actualmente el suelo vinílico para oficinas pone a nuestra disposición muchas ventajas. Una de ellas es la amplia variedad de opciones que hay. Puedes comprar suelo vinílico en rollo en Briconeo y darte cuenta de que hay muchos diseños entre los que elegir. Gracias a esa variedad de diseños podrás tener la certeza de que te será fácil encontrar el tipo de suelo que te interesa para tu oficina. Pero no es la única ventaja, como vamos a demostrarte hay muchas otras.

Destacan por su apariencia visual atractiva, ya que imitan la belleza de la madera y la elegancia de la piedra de manera realista. Esto permite crear ambientes acogedores y cálidos, con la apariencia de un suelo natural de madera o piedra, agregando un toque refinado al espacio.

Además de su aspecto, estos suelos son impermeables, duraderos y estables, lo que los hace ideales para resistir el desgaste y las manchas causadas por productos químicos. Esta resistencia es especialmente valiosa en entornos comerciales como tiendas u oficinas.

Otra ventaja es su bajo espesor, lo que los hace compatibles con sistemas de calefacción por suelo radiante, si el espacio lo tiene disponible. Esta característica añade versatilidad y comodidad al ambiente donde se instalan.

Haciendo una mirada general podemos ver que los suelos vinílicos son una gran opción para las oficinas. Ofrecen una gran resistencia al agua, son bonitos estéticamente, bajo espesor, ofrecen alta estabilidad térmica, son resistentes a las manchas y desgaste, absorben el sonido y pueden funcionar incluso con suelo radiante.

Todo eso nos permite ver que el suelo vinílico realmente es una gran alternativa para la oficina, sobre todo si certificamos que es de calidad. Ahora solo te queda elegir el tipo de suelo que quieres, instalarlo y disfrutar de todos sus beneficios. Desde ahora mismo te puedo asegurar que no te vas a arrepentir de la decisión tomada.